PARTE II

Y la necesidad de llamarte para hablar de nuevo aparece de una manera recurrente. Sin embargo, mi orgullo hacia ti con el paso del tiempo entre peleas, mentiras y decepciones se volvió tan fuerte que mis ganas de hablarte aquella noche, como en otras noches, eran tan ansiosas no podía permitir verme de nuevo en ese estado, de ahí mi orgullo y mis ganas de dejar las cosas así porque la inseguridad que se formó en mi desde aquellos días es una de las cosas que no quiero volver a sentir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: